Anotaciones sobre el miedo

A principios del 2015 Eva Guerrero inicia un proceso creativo que lo titula:  “Anotaciones sobre el miedo” .

Parte del supuesto de que una intérprete no puede salir al escenario por miedo, y se pregunta hasta qué punto el "elemento intérprete" es indispensable o su "protagonismo/foco" es sustituible por otros elementos, y con ello va inventándose maneras de no estar en escena. Para ello, va realizando diferentes “experimentos/mutaciones escénicas” que va enumerando: anotación nº 2, nº 3... y a lo largo de todas ellas va fusionando la danza contemporánea con diferentes lenguajes: texto, video, instalación, recorrido sensorial...
Eva se plantea una pregunta: “yo sé qué siento cuando tengo miedo y dónde lo siento, pero ¿todas las personas sentimos lo mismo? ¿en los mismos lugares?” Así que decide entevistar a personas de diferente edad, género y nacionalidad y les pregunta:
     - ¿qué es para ti el miedo?
     - ¿qué sientes cuando tienes miedo?
     - ¿en qué parte de tu cuerpo sientes el miedo?
     - ¿a qué tienes miedo?
     - si el miedo fuera un cuerpo, ¿qué cuerpo le pondrías?

Esto lo complementa con un intercambio de cartas y cuaderno de trabajo, que realiza junto a Julia Färber de Octubre 2015 - Febrero 2016. En ellas hablan de sus miedos, se plantean preguntas, intercambian impresiones... Todos estos materiales sonoros y escritos, los va introduciendo en escena, ya sea desde una coreografía, un audio o un texto dicho o proyectado.

“Anotaciones sobre el miedo” habla del miedo, de cómo lo sentimos, de qué significa para cada persona. Habla de las limitaciones, de la lucha, de la huida, de las ganas de abandonar y salir corriendo.
Algunas anotaciones son meras pruebas, experimentos, en cambio otras, tienen formatos más cerrados como las Anotaciones Nº 4, Nº 5 y Nº 7.

Subvencionado por el Dpto. de Cultura del Gobierno Vasco.
Apoyado por: Muelle 3 Espacio de Creación, La Fundición Aretoa, Baratza Aretoa y Bilbaoeszena.

ALGUNAS ANOTACIONES

Anotación Nº 4
Azkuna Zentroa-Alhóndiga Bilbao. Octubre 2015

Formato instalación

Un día me levanté y pensé en abandonar y salir corriendo | ya no había un por qué | el miedo era lo suficientemente grande | mi cabeza pesaba demasiado | había más ruido del que podía escuchar | y una vez más me pregunté | ¿qué hago aquí? | ¿por qué no me marcho corriendo? | La cabeza enredada y enruidada | los ojos hacia dentro | estómago piedra. garganta seca. mandíbula dura. corazón malo | no sentirse capaz es una mierda | siempre que entro en un sitio busco la salida | saber que me puedo marchar me tranquiliza | aunque hoy creo que no voy a entrar | hay tanto que luchar.

 

Ella tiene miedo a no poder salir
Ella tiene miedo a querer salir corriendo
Ella tiene miedo a que la vean fracasando
Ella tiene miedo
            a ser vista 
                         débil   
                               desapareciendo   
                                                    al miedo   

Anotación Nº 5
Baratza aretoa, Vitoria-Gasteiz. Octubre 2015

Formato escénico

EQUIPO
Concepto, creación, coreografías y textos: Eva Guerrero
Colaboradora: Jemima Cano
Grabación video: Jone Novo
Edición video y audios: Jemima Cano
Producción: DOOS Colectivo
Agradecimientos: a todas las personas que váis realizando las entrevistas.
Subvencionado por el Dpto. de Cultura del Gobierno Vasco.
Apoyado por: Muelle 3 Espacio de Creación, La Fundición Aretoa, Baratza Aretoa y Bilbaoeszena.

De vez en cuando hay que pararse y dejarse estar. Apartarse un poco, coger distancia. Intentar quitar la piel vieja, la piel muerta que se queda pegada, la piel manta. Y respirar. Siempre respirar. No tener miedo a cerrar los ojos, aunque haya monstruos, ellos siempre me van a acompañar. Como el miedo,que siempre vendrá conmigo de la mano pero la barrera tengo que romperla, porque no me voy a morir de este dolor de corazón. Y aprender a convivir con la cabeza. Esta cabeza dura. Sé que a veces cuesta ordenar, diferenciar el principio del final. Y cuando sientes que un montón de piedras te han caído encima, piensas que lo mejor es abandonar. aunque como el miedo, la lucha la llevo en la otra mano. Muchas veces es mejor no estar preparada. Además, cuanto más avanzas, más difícil es retroceder. Y la seguridad es algo que te hace medir 2 metros. Así que cuando te tiemblen las piernas, acuérdate de los 2 metros. Aunque la flaqueza tampoco te abandone. Protege los buenos recuerdos. Acaríciate la espalda y di: bien, lo estoy haciendo bien. Y acuérdate que puedes decidir no estar aquí.

Eva Guerrero